¿Te cuesta mucho decir cuál sería tu especie favorita de colibrí? Lo cierto es que es una decisión bastante difícil, ya que hay tantas que escoger una sola puede ser complicado. Pero igual el saber algo más del colibrí de abeillé te ayuda a tomar una decisión.

¿Es tan conocida esta especie?

El colibrí de Abeillé, o abeillia abeillei, es un ave que forma parte de la familia de los trochilidae y es el único miembro de su género. Habita sobre todo en bosques tropicales y subtropicales, húmedos, en zonas montañosas y boscosas.

Es nativo de Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Nicaragua, en donde se encuentra bastante extendido y es bien conocido por los lugareños por lo fácil que es distinguirlo de otros miembros de la familia.

¿Y cómo es de aspecto?

Es un ave de pequeño tamaño que tan solo alcanza los 8 -9 cm en su etapa adulta. Aunque  la hembra es un poco más pequeña que el macho, a la vista son casi idénticos, por lo que no presenta un dimorfismo sexual visible que permita distinguirlos a simple vista.

Se caracteriza por los tonos metalizados de sus plumas. Desde la garganta hasta su parte inferior el color de las plumas tienen un tono de color crema, mientras que la parte superior de su cabeza y de las alas es de un color metalizado de color verde. La espalda y las plumas de su cola tienen un color metalizado de color púrpura.

Cuando está volando, es muy hermoso ver el aleteo de sus alas mezclado con los tonos brillantes de sus plumas, que parece que brillen con el movimiento de sus alas.

Se le conocen dos subespecies: la nominal denominada abeillia abeillei abeillei y la abeillia abeillei aurea. No existe mucha diferencia entre ambas, pero parece que la aurea tiene un color de pluma más oscuro y que es un poco más pequeña que la nominal.

Bastante extendida por América Central

Lo cierto es que es un ave que se encuentra bastante extendida por América Central y no cuesta mucho de encontrársela en su hábitat natural. Tampoco es rara de ver en los jardines de los parques o de las casas, a los que acude en busca de alimento.

Su dieta se compone principalmente de néctar, el cuál extrae de las flores. Sabe perfectamente que tipo de flores están listas para obtener el néctar de ellas, descartando a simple vista las que aún no están. En el caso de que otro colibrí se acerque a su zona de alimento, podría haber un enfrentamiento. No obstante, dado que no es un ave tan violenta, es posible que no intente enzarzarse en una batalla, sobre todo si el colibrí es de mayor tamaño. En el caso de que se trate de un insecto, como una avispa o una abeja, podría devorarla para hacer entender al resto que esa zona de alimento es suya.

Entre febrero y marzo es cuando se suele dar su época de apareamiento. Los colibríes pueden aparearse con más de tres hembras durante este periodo. Las hembras serán las encargadas de incubar los huevos, alimentar a los polluelos y protegerlos hasta que tengan la edad suficiente como para abandonar el nido. Un proceso que puede tardar cerca de un mes. Tras esto, los ejemplares jóvenes emprenden el vuelo para encontrar su propia fuente de alimento.